En riesgo inversiones en Internet de las Cosas

 

La creciente inseguridad de los dispositivos inteligentes pone en evidencia los riesgos que corren los dispositivos conectados. 
IoT en riesgo 
El gasto global en productos y servicios basados en la tecnología de Internet de las Cosas (IoT) entre las empresas de TI alcanzará los 253 billones de dólares en los próximos cuatro años, pero de no considerarse los niveles de seguridad necesarios dicha inversión podría estar en riesgo debido a que representará una amenaza a la operación de las organizaciones, así lo destacó Arbor Networks. 
Desde el punto de vista de Steinthor Bjarnason, experto del equipo Security Engineering and Response Team del fabricante, desafortunadamente hay muchos fabricantes con nula experiencia en seguridad produciendo dispositivos IoT no seguros, por ello, actualmente son el blanco preferido del atacante, además son equipos que siempre están en línea, tienen un buen rendimiento y son fácilmente comprometidos. 
Se pronostica que el IoT crecerá de una base instalada de 15.4 mil millones que había en 2015 a 30.7 mil millones de dispositivos IoT hacia 2020, pero lo mismo existe un alto riesgo de que, de no estar bien protegidos, los atacantes pongan en peligro estos equipos y los utilicen para lanzar ataques o robar datos. De hecho, ya han desarrollado nuevos métodos de ataque en dispositivos IoT dentro de las redes corporativas, de manera que hoy, el 95% de la población total de objetos conectados son vulnerables. 
El ejecutivo explicó que los ciberdelincuentes comprometerán este tipo de dispositivos más arduamente para hacer ataques de DDoS y ransomware más grandes; en vista de que tienen sensores para monitorear el entorno se buscará recopilar datos, provocar interrupciones deliberadas como cerrar todas las puertas en una empresa, deshabilitar ascensores, apagar el sistema de calefacción o refrigeración, entre otros. 
“Como los atacantes tienen la capacidad de infectar dispositivos IoT es vital supervisar y controlar toda la actividad de IoT para evitar incidentes. Los dispositivos IoT son más inseguros y más peligrosos que cualquier otro en el pasado” expresó Bjarnason.

Deja una respuesta