Aprende paso a paso cómo hacer un eBook para la generación de Leads

Conoce cómo hacer un eBook paso a paso para generar nuevos Leads en tu base y comienza desde ya a definir los blancos correctos para tus ventas

Una de las técnicas más eficientes que en RD Station utilizamos para generar Leads (oportunidades de negocios), es hacer eBooks gratuitos sobre temas de nuestra área de actividad.
Esto es porque el eBook es una gran moneda de cambio para obtener más información de posibles clientes: la gente no le importa dejar el email y algunos datos en un formulario, ya que van a recibir un contenido enriquecido y consistente. El intercambio es válido para ambos lados.
Hoy, tenemos varios eBooks publicados y disponibles para descargar en nuestra página de materiales gratuitos. A través de ellos, recibimos diariamente diversos Leads, que nos hacen entender mejor a nuestro público y posibilitan el contacto directo con nuestro cliente.
Pero si para nosotros es una actividad ordinaria, para las empresas que están comenzando puede ser difícil saber cómo empezar y cómo hacer un eBook que genere resultados. Eso termina obstaculizando o hasta impidiendo que la estrategia de creación de contenido sea puesta en práctica y prospere.
Por eso, lo ideal es armar un proceso de producción sistemático, que siga pasos predeterminados, haciendo el desarrollo del eBook más dinámico.
Gracias al aprendizaje en la producción de estos contenidos, creamos un paso a paso explicando cómo hacer un eBook para que tu empresa también obtenga éxito con este tipo de estrategia.
Para realizar un eBook de calidad, sigue estos pasos:
1. Recolecta y valida las ideas
En principio, hay que tener buenas ideas para hacer un eBook. Pero, ¿cómo tener estas buenas ideas?
El secreto – si es que lo podemos llamar así – es hacer una especie de lluvia de ideas con tu equipo para levantar algunas sugerencias.
Puedes también ver qué tipo de contenido se está produciendo en tu mercado y recoger algunas referencias, tanto si deseas una versión mejor de lo que ya se ha presentado como si prefieres crear algo totalmente nuevo.
Otra forma de recolectar temas para crear un eBook es ver qué tipo de material tiene tu empresa que pueda generar ideas de contenido. Puedes, por ejemplo, aprovechar una investigación de mercado para extraer temas sobre las principales tendencias en tu área de actividad.
Una tercera sugerencia, es pensar en los principales problemas de tu público, analizar los temas de más éxito en tu blog y ver en Google Analytics lo que la gente busca en tu sitio. Todas estas son formas válidas de decidir el tema del eBook.
Después de esto, probablemente ya habrás recolectado varias ideas para producir tu material. Sin embargo, para conseguir dar continuidad a tu producción, selecciona y enfócate en aquellas que tienen más sentido para tu empresa y para tus clientes.
Una sugerencia para esto es validar las ideas con otros sectores de la empresa que están en contacto directo con los clientes, o con los propios clientes. Puedes hacer entrevistas o encuestas por email, por redes sociales y también personalmente para hacer esta validación.
2. Delimita lo que será el material y reúne información
Ahora que ya has validado los temas para hacer un eBook, es hora de pulir los bordes e ir delimitando el tema. Aquí, vale la pena preguntarse:
¿De qué se trata exactamente el contenido?
¿Qué problema resuelve?
¿Cuál es su objetivo?
¿Es posible aprovechar algún eBook ya hecho (y crear una segunda edición) o es mejor partir de cero?
¿Tus competidores o alguna empresa de tu mercado ya hizo algo similar? Si es así, cómo hacer un mejor eBook?
Es muy probable que no tengas la respuesta a todas estas preguntas. Por eso es interesante que converses con otras áreas de tu empresa, con tus compradores y clientes potenciales para descubrir esta información.
También busca otras fuentes de información (competidores, encuestas de mercado, etc.) y ve reuniendo los datos que utilizarás como fuente de investigación.
En el caso de la elección del prospecto, selecciona aquel(los) que tengan más relación con tu negocio y con el contenido en cuestión. Haz una segmentación para comunicarte con cada uno de acuerdo con las dificultades que tenga.
Ejemplo: si estás escribiendo un material sobre la importancia de producir contenido, puedes segmentar el lanzamiento entre el público que ya produce contenido y el que aún no lo produce. Así, podrás comunicarte de forma diferente con ese público, que muchas veces puede tener dificultades y problemas distintos.
3. Define cómo hacer el material
En este momento, vas a delimitar aún más tu contenido: ¿podrá ser un eBook o vale la pena hacerlo en otro formato? ¿Debes encontrar una empresa asociada para hacer co-marketing? Si es así, ¿quiénes serían los socios?
Además de definir esto, estipula una previsión inicial de lanzamiento. Por supuesto, podrás adelantar o aplazar según el progreso de la producción, pero es importante poner una fecha para evitar la postergación o incluso que el eBook no salga del papel.
4. Define la estructura y el informe
A partir de aquí, el eBook comienza a volverse más palpable: es hora de definir un outline para tu eBook, es decir, una estructura que debe ser seguida para la producción del contenido.
Entre otras cosas, este outline puede contener los principales tópicos que abordarás en la introducción, desarrollo y conclusión, fuentes de información, sugerencias e indicaciones para quien sea que va escribir, etc.
Si vas a aprovechar algún contenido que ya tienes para hacer un eBook, puedes generar un outline “insertando” estos contenidos en la estructura, para luego reescribirlos o elaborar un texto continuo con ellos. Con la estructura bien definida, es más fácil escribir el contenido y “rellenar los huecos”.
5. Escribe el eBook
¡Ahora es el momento de poner las manos en la masa! Con toda la información reunida y el outline definido, es el momento de concentrarse y escribir.
Recuerda que un eBook es leído en la computadora, el teléfono móvil u otro dispositivo digital, y por eso tiene algunas diferencias con respecto a un texto que se lee en papel.
Algunas recomendaciones:
Dividir tu texto en capítulos (encabezados y subtítulos) puede mejorar mucho la experiencia del usuario. Después de todo, la lectura en Internet se hace más dinámica y es importante crear estructuras que hagan el eBook más explorable;
Haz párrafos cortos; un bloque entero de texto puede ser muy cansado para leerlo en una pantalla. Por esto, los párrafos pequeños son ideales, ya que mejoran el flujo del texto y añaden más espacio en blanco, despejando el contenido;
Aprovecha las formas de destacar el texto; negritas e itálicas ayudan a resaltar las ideas más importantes. Otra forma de hacer esto es usar viñetas;
Utiliza imágenes; además de llamar la atención del lector, pueden ser utilizadas como respiro o para ilustrar y complementar una idea.
Siguiendo estas recomendaciones, debes entregar la primera versión de tu eBook y continuar al siguiente paso.
6. Revisa
Una vez que la primera versión del eBook esté completa, es hora de realizar una revisión general del contenido.
Lo primero que debes hacer es ver si hay alguna información, concepto erróneo, frases, explicaciones largas y confusas. Después, pasa “un peine fino” en la gramática.
A continuación, define un título para tu eBook. Deja esta etapa para el final, pues será más fácil dar un título a tu contenido después de que ya esté listo. Ahora ya tienes la segunda versión de tu eBook lista.
Como ya has elegido la palabra clave y has definido el título de tu eBook, también puedes determinar cuál será la URL del Landing Page para tu eBook.
7. Crea una identidad visual para tu eBook y diagrama.
Con los textos listos, es hora de dar la imagen de la empresa al material. Utiliza el logo y los colores de la marca para que el lector se sienta familiarizado. Esto puede ser importante para que el público recuerde a tu empresa si envías nuevos materiales por email o algo similar.
Las imágenes y los títulos se deben utilizar para que la lectura sea más fácil y agradable. Y, como ya hemos señalado, un eBook necesita tener un diseño diferente a un material impreso ya que será leído en una pantalla. Por lo tanto, crea una disposición ligera y que facilite la lectura para el usuario.
Muchas veces, quien se encarga de la identidad visual de tu contenido y de la diagramación de tus eBooks es el equipo de Diseño Gráfico. Pero, aunque tú no tengas un equipo orientado específicamente para eso, la diagramación ya no es un problema para tu empresa.
Hoy en día, hay plantillas listas en la web que puedes usar para esto. Solo es cuestión de que busques cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. 
No olvides que tu eBook debe ser ofrecido en formato PDF para que pueda ser abierto en cualquier sistema operativo. Esta parte, aunque parezca simple, requiere atención, pues muchos de los softwares gratuitos presentan problemas al transformar el eBook en PDF.
Es interesante comprobar el resultado en diferentes sistemas operativos también. Hemos tenido un eBook perfecto para Windows y totalmente desconfigurado para Mac.
8. Prepara el lanzamiento
Puede parecer que está todo listo, pero simplemente tener el eBook no es el último paso. Ahora, hay que pensar en la divulgación.
Primero, crea el Landing Page de tu eBook. Crea una coincidencia visual entre tu material y la LP, así como un texto atractivo que resalte los problemas que este eBook ayudará a resolver. Recuerda que la LP debe estar optimizada para SEO. Si no sabes cómo hacerlo, conoce más sobre el tema en el eBook
Una vez que tu LP está lista, configura un Lead Scoring, es decir, una forma de calificar los Leads que bajarán este material.
Crea también una Thank You Page (TYP), es decir, una página a donde tu Lead es dirigido tan pronto como llene el formulario en la LP, y donde podrá bajar el eBook.
En este momento, es hora de pensar en el email de lanzamiento. Crea un texto que permita clarificar los beneficios de tu material.
9. Hacer el lanzamiento
Finalmente llegamos a la tan esperada etapa de lanzamiento. Ha llegado el momento de lanzar la campaña de email marketing y divulgar el material en las redes sociales. Utiliza la base de Leads que tiene tu empresa para empezar a divulgar el eBook. Son personas que ya poseen alguna aproximación con tu marca y pueden referirlo a sus contactos.
Sin embargo, dependiendo del eBook que tengas, puede que no sea una buena estrategia enviarlo a toda la base, o al menos no con las mismas estrategias de atracción.
En este caso, conviene hacer una segmentación de tu base y enviar el contenido solo a los Leads que tengan más posibilidades de ver el valor de tu eBook. La segmentación se puede hacer de varias maneras según tu mercado. Algunos ejemplos: Género, edad, interés en determinado tema, cargo, escolaridad, origen del Lead, etc.
Además, añade Calls-to-action (CTAs o Llamados a la Acción) en tu blog y en tu sitio para que tus visitantes sepan que hay un nuevo material para bajar y ser leído. Así, tienes la oportunidad de generar nuevos Leads, que aún no están en tu base de contactos.
Y no te olvide de divulgar tu eBook internamente en tu empresa, para tus empleados. Después de todo, ellos ayudarán a compartir el contenido, aumentando el alcance del eBook.
10. Analiza y optimiza
Pero todavía hay una etapa por cumplir. Desafortunadamente, esta etapa es olvidada constantemente por muchas las empresas: analizar los resultados generados por el contenido y buscar maneras de mejorar estos resultados.
Para hacer esto, el primer paso es evaluar qué métricas son significativas y realmente importantes para tu empresa. Entre las más comunes están la tasa de apertura de emails, la tasa de clic en los emails, la tasa de conversión en el Landing Page, etc.
Una vez que analices las métricas, podrás identificar dónde están los puntos débiles de tu contenido y de divulgación. Por ejemplo, si tu campaña de divulgación tiene una mala tasa de apertura de correo, es posible que haya algo mal con tu orientación o con el asunto del email. Si el problema está en la tasa de clic, puede que el email no esté generando suficiente compromiso con el público, etc.
A partir de ahí, tienes la posibilidad de usar estos datos para mejorar tus tasas. Por esta razón, es importante realizar pruebas A/B, es decir, situaciones que prueban determinadas variables de un email o Landing Page, con el fin de descubrir cuál posee las mejores tasas de conversión.
Conclusión
Como hemos podido observar, hacer un eBook no es tan simple. Pero si es bien planeado y utilizado, sin duda vale la inversión. Por lo tanto, sigue estos pasos para ayudar a tu equipo a hacer un eBook y busca la optimización continua del proceso. Esto te ayudará a generar cada vez más Leads y resultados.

Deja una respuesta