Cómo retomar tu blog tras el parón vacacional? 12 Consejos según mi experiencia

¿Llevas 1 mes sin publicar en tu blog o desde que te fuiste de vacaciones y has vuelto sin ganas? ¿Has perdido el ritmo y la costumbre a escribir? Si estás pasando por algunas de estas situaciones o parecidas y no encuentras la forma de cómo retomar el blog, en este artículo te cuento algunos tips de cómo lo hago yo para reencontrar esas ganas de volver a escribir en el blog.

Ya está aquí, y la vuelta a la rutina.
Durante las vacaciones te has propuesto escribir más a menudo y con una cierta constancia.
Pero, ha llegado la hora de la verdad y te sientes bloqueado/a.
Llevas más de un mes sin escribir nada y sientes que has perdido el ritmo. Te está costando empezar a escribir de nuevo. No te surgen ideas. Estas en blanco…
No Pasa Nada.
No estás solo. Nos pasa a muchos de nosotros. A mí mismo, me cuesta y eso que llevo casi 4 años escribiendo todas las semanas artículos.
Pero este año, fue la primera vez que he estado tanto tiempo sin escribir en el blog, aunque haya escrito en otros sitios en verano y dedicado tiempo a crear vídeos, y cuesta volver a pillar el ritmo.
Por eso, te voy a decir como suelo hacer yo para volver a pillar el gusto y la costumbre a publicar en el blog.
¿Es realmente importante volver a escribir en los blogs?
Hombre si has estado un tiempo sin hacerlo, creo que es esencial. Durante las vacaciones mucha gente no entra en los blogs y ahí no pasa nada si no escribes.
Pero ahora que la mayoría ha vuelto a la rutina, es esencial. La gente empieza de nuevo a buscar contenidos y si son seguidores de tu blog o blogs irán a ver que tienes de nuevo. Si no hay nada, y llevas un tiempo sin escribir, puede que vayan a buscar en otros blogs información nueva.
Por eso es tan importante saber cómo crear la estrategia de un blog para que no te pase algo así.
Estoy bloqueado. Tengo varios proyectos en mente y no sé cómo enfocarlo
Si estás bloqueado por esto o no escribes desde hace un tiempo en tu blog por este motivo, te recomiendo que veas nuestro último vídeo de Street Personal Branding.
Los primeros días para recuperar la rutina son duros, pero necesarios
Responsable de tratamiento: “Clàudio Filipe Russo Inácio”. Finalidad: Gestión de las suscripciones generadas y descargas a través del sitio web https://claudioinacio.com el envío de publicaciones, recomendaciones y consejos sobre marketing y social media. Legitimación: tiene como base jurídica el consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, escribiendo a cinacio06@gmail.com como se explica en la información adicional Si no facilitas los datos de carácter personal solicitados en el formulario como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por MailChimp y lo datos que nos facilitas están ubicados en sus servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en este enlace. 
Bueno, te voy a decir algo que quizás ya hayas identificado. Escribir se parece mucho a hacer ejercicio.
Cuando te saltas un tiempo sin escribir te sientes fatal, lo mismo que cuando no vas al gym o no corres. Te surgen los remordimientos de conciencia y por veces no eres capaz de volver al buen camino.
Es así mismo, cuando se rompe un hábito o se pierde la motivación, cuesta mucho recuperarlos.
Por eso, los primeros días para recuperar una rutina son duros, pero muy necesarios.
Si dejas que los días pasen te costará más. Así que no lo dejes. Aunque te cueste ponte a ello.
Yo ya me he puesto a ello. Y estas son algunas de las ideas que estoy implementando para que volver a escribir no sea un tormento o problema. Espero que te sean de utilidad y ayuda si estás en esta fase de bloqueo.
12 Consejos para retomar el blog tras las vacaciones
1. Repasa tus mejores posts. Relee tu blog
Para mí una de las mejores ideas a la hora de animarme a escribir en mi blog es repasar artículos que he escrito anteriormente y de los cuáles estoy orgulloso.
Puede parecer una tontería, pero al repasar estos posts veo que al final “no soy así tan malo” y empiezo a motivarme para volver a escribir.
Pruébalo. Verás como de repente algo despierta dentro de ti y las ganas de escribir también. 
2. Crea un listado de temas para artículos nuevos que te apetezca a escribir
Si estás sin ganas de escribir, empieza por apuntar ideas para nuevos artículos. A veces las mejores ideas vienen cuando estamos más relajados o en diferentes entornos. Aquí tienes algunos tips para crear un buen post.
Si apuntas esos temas sobre los cuáles llevas un tiempo con ganas de escribir, es más fácil que la motivación surja de manera natural.
Al contrario, nunca deberías empezar por esos temas que te aburren o con los cuáles no te sientes cómodo. Lo más normal es que la motivación nunca llegue.
3. Márcate una cuota de escritura diaria o semanal
A veces cuando estamos de vacaciones ponemos metas como por ejemplo, “volver en septiembre escribiendo 2 posts a la semana”. Pero luego, cuando llega la hora de la verdad las ganas de escribir no existen y esa meta se diluye.
Yo creo que para conseguir eso, lo primero que deberías hacer es marcarte una cuota de escritura.
Puedes marcarla en número de palabras/páginas al día o en tiempo (por ejemplo 1h diaria).
Así será más fácil lograr esas metas y a la vez empiezas a coger el gusanillo de escribir sin dar por ello.
4. Recicla y Optimiza artículos antiguos que necesiten actualización
Aquí te recomiendo ir a aquellos artículos que más visitan te traen. A parte de que te animas a escribir poco a poco, estarás dando una “vida extra” a esos posts y lo más probable es que se vuelvan a posicionar mejor y con ello aumenten las visitas a tu blog.
A parte de actualizar estos posts, deberías también optimizarlos para lograr ese mejor posicionamiento. Para mejorar esa optimización deberías tener en cuenta:
Mejorar los títulos, subtítulos con palabras clave
Integrar negritas para destacar palabras clave o ideas importantes
Optimizar los párrafos (máximo de 4 líneas por párrafo)
Incluir imágenes y/o vídeos
Incluir una infografía
Borrar el contenido que no aporta o está obsoleto e incluir por lo menos unas 300 palabras más, etc.
Cuando hayas realizado esta actualización vuelve a compartir el post en tus redes sociales. Si te faltan ideas de cómo volver a promocionar los posts, aquí tienes algunas.
5. Busca motivación en otros blogs
Si solo leer tus mejores posts no trae esa motivación necesaria para escribir, prueba leer otros blogs de tu temática y tus autores favoritos.
A mí cuando me faltan las ganas de escribir, siempre acudo a leer aquellas personas que me dan un plus de motivación por la forma como escriben o con lo que escriben.
Una de esas personas es mi amigo Andrés, cuando escribe posts como este, en seguida me entran ganas de crear algo.
Creo que es muy importante leer gente que te aporta algo, aparte de la información técnica.
6. Invita otros bloggers para escribir en tu blog
Otro de los tips que siempre funciona. Si sigues sin ganas de escribir, aprovecha para invitar a otros bloggers para escribir ese post del que te hablaron hace tiempo.
Es una buena manera de tener contenido en el blog mientras no te llega esa motivación. Hoy en día la gente escribe en otros blogs para hacer una estrategia de linkbuilding, aprovéchalo.
7. Pregunta a tu comunidad sobre qué temas les gustaría leer
Si tienes un blog y una comunidad detrás de él, deberías aprovecharla para saber qué temas buscan o suelen leer. Para ello, nada mejor que preguntarles directamente en redes sociales.
La gente suele contestar y ahí ya tienes ideas para escribir contenidos que sabes que van a funcionar.
8. Empieza por artículos cortos
Si necesitas mucho tiempo para escribir un artículo mejor empieza por uno corto. Nada de Megas guías. No desesperarás por terminarlo.
Así tendrás tiempo libre para dedicarte a otras actividades, tareas o compromisos. Sentirás que rentabilizas tu tiempo y poco a poco vas entrando en la rutina.
9. Empieza poco a poco, pero con constancia
Algo que a mí nunca me ha funcionado es lo de “como vuelvo con las pilas cargadas voy empezar a todo gas”. Luego los resultados de todo ese esfuerzo no llegan, y en seguida el gas se termina. Llega la frustración.
Creo que es mejor empezar poco a poco. Ponte unos objetivos alcanzables, cosas que puedas cumplir sin demasiado esfuerzo.
Así vas entrando en la rutina, y podrás aumentar la exigencia sin costarte tanto. Eso sí, es esencial ser constante, aunque sea poco a poco. Aquí te dejo algunos consejos para esa constancia.
10. Comienza por lo sencillo y entretenido
Otro de los consejos que siempre me funciona es empezar por cosas sencillas. Artículos sobre temas que no pidan demasiada investigación. Y si son entretenidos de escribir pues mejor.
Si estás intentando coger las ganas a escribir y te pones con una Guía de 3.000 palabras o más, lo más probable es que llegue un momento que estés saturado.
Además la gente no vuelve con tantas ganas de leer. La gente aún está con el síndrome de las vacaciones y lo que menos le apetece es leer una mega guía.
Haz la prueba. Pregúntate a ti mismo, si a ti te apetece leer megas guías ahora mismo.
11. No te tortures, no tienes que escribir el post perfecto
Si estas hace un tiempo sin escribir o si estás empezando con tu blog, no seas demasiado exigente contigo. Hoy en día la competencia es tanta que parece que todas las semanas la gente está competiendo para ver quien escribe el mejor post. Olvídate de eso.
No tienes que escribir el artículo perfecto. A veces es mejor escribir algo que toque la fibra sensible de tu audiencia, que esa guía sobre la última actualización de Facebook o Instagram. Si a eso añades algunos puntos básicos a la hora de optimizar tu post, tienes éxito casi garantizado. Casi, pues creo que garantizado no existe nada.
Date tiempo, no seas demasiado duro contigo, no seas tan exigente contigo mismo y verás cómo las cosas salen por si solas.
12. Evita las distracciones
Una de las peores cosas que puedes tener cuando estás intentando escribir es distracciones. Si tienes cosas que te distraiga al final no consigues centrarte y es imposible que consigas crear algo chulo.
Elimina esas distracciones (móvil, redes sociales, Internet, etc). Vete a tu habitación o a ese lugar donde encuentras tu espacio y donde nadie te molesta.
Céntrate en escribir y verás cómo las cosas pasan.
Es lo que acabo de hacer yo con este post. Y sin darme cuenta he creado un contenido de 1700 palabras. Sencillo, entretenido y que espero te sea de utilidad si estás sin ganas de escribir o bloqueado.

Deja una respuesta