Gigantes tecnológicos: ¿fin del dominio en bolsa?

Han pasado casi tres meses desde que el índice que representa a una amplia muestra de acciones del estilo FAANG (incluyendo Twitter, Baidu, Tesla y Alibaba) haya alcanzado su punto máximo. Desde el 18 de junio, este índice que comprende diez acciones ha tendido a la baja. La divergencia en el rendimiento de las acciones desde esa fecha ha sido obvia. Sólo tres han subido: Apple, Amazon y Nvidia. 

En este periodo, este índice superó a la baja al Nasdaq y al S&P 500 en más de un 10%. En otras palabras, el liderazgo ha cambiado. Las «poblaciones de monstruos» que han estado presionando a los índices más amplios al alza han sucumbido (al menos algunas de ellas) a las leyes de la gravedad. Los que han impulsado al S&P 500 en los últimos tres meses han sido el sector minorista, el sector salud y otros sectores no tecnológicos. En el Nasdaq 100, la biotecnología desempeñó un papel muy importante. Entonces, ¿están rotando los sectores?
Del análisis del flujo de fondos se desprende que los movimientos en la tecnología han tenido una tendencia a la baja en los últimos meses. En otras palabras, más dinero está abandonando el sector tecnológico del que está ingresando. Esto no necesariamente tiene que continuar en los próximos meses. Estas gigantes firmas tecnológicas aún son grandes empresas innovadoras y continúan desplegando acciones disruptivas en varios sectores. 
Como inversor, es mejor que estés con el disruptor que con el disrupted. Tienen grandes cantidades de efectivo y fácilmente pueden adquirir empresas más pequeñas y prometedoras, lo que les dará la ventaja disruptiva. No obstante, vale la pena recordar que los disruptores podrían verse afectados algún día. Lo difícil es predecir el comportamiento cambiante del cliente entre generaciones. Los más jóvenes parecen moverse rápidamente entre plataformas de redes sociales, mientras que las generaciones anteriores parecen ser más estables.
El resultado es que, en los últimos tres meses, la muestra más amplia de las acciones FAANG no ha arrastrado hacia arriba a las bolsas de EE.UU. Incluso el Nasdaq abandonó su racha de rendimiento superior al del S&P 500. Otros sectores de EE.UU. pueden hacerse cargo del relevo. Después de todo, la boyante economía americana ha provocado una sorpresa positiva en los beneficios para muchos sectores. Si la tecnología ya no es el motor del mejor performance de EE.UU., podría estar a la vista el fin del mejor desempeño bursátil estadounidense frente a las bolsas de otras regiones. 
Recientemente, Jeff Bezos, el CEO de Amazon, dijo: “Una compañía no debería acostumbrarse a brillar eternamente. Es adictivo y no dura para siempre”. En mi opinión, la tecnología seguirá siendo siempre la mejor garantía del crecimiento de las naciones. Es la oportunidad para invertir en medianas compañías de inteligencia artificial y biotecnología.

Deja una respuesta