Redes sociales, campo de batalla contra la pedofilia

Federico Cabello de Alba Hernández, consejero de la Embajada de España.
Explicó consejero de la Embajada de España. 
La Operación Dracart, en julio del año pasado, no solo permitió la captura de unas 50 personas dedicadas a compartir material de abuso sexual de niñas, niños y adolescentes a través de la Internet, sino que demostró la importancia de que la Policía de distintos países trabaje en coordinación.
Federico Cabello de Alba Hernández, consejero de Interior de la Embajada de España en Colombia y Panamá, estuvo ayer en Manizales en el Séptimo Congreso Internacional de Delitos Trasnacionales e Investigación Criminal, que se realiza hasta hoy en la Universidad de Manizales. 
Ccompartió con los asistentes la experiencia sobre este operativo y destacó la necesidad de enfrentar el cibercrimen de manera coordinada entre varios países, para no empezar de cero y recortarles la distancia a los delincuentes. 
«Vivimos en un mundo en donde tenemos una especie de avatar, un yo en el mundo físico y el virtual, pero ambos son realidades, se comparte conocimiento para bien y para mal y por lo tanto la Policía debe cambiar, debemos patrullar el mundo físico y el ciberespacio», destaca el comisario. 
Explicó que Dracart empezó cuando las autoridades españolas patrullaban la Internet profunda, conocidas como Deep web y Dark web. Descubrieron redes telefónicas y grupos de Whatsapp con contactos encriptados de pedófilos que transmitían el material infantil. 
Se trataba de un chat de habla hispana que se fue difundiendo a través de otros grupos. Detectaron a delincuentes de 14 países y capturaron a 50 personas, especialmente en España, Colombia y Bolivia, además de la incautación del material que los comprometía. Las detenciones pueden ser más. 
Federico Cabello resaltó el trabajo que adelantan organizaciones policiales como Interpol y Ameripol a la hora de obtener garantías procesales contra los capturados. 
«Los países tenemos diferencias legislativas y hay que ofrecer soluciones jurídicas y protegidas desde el punto de vista procesal para sacar de Internet profunda estos delitos, socializarlos en el mundo físico y dar al traste con las intenciones de estos delincuentes» agregó. 
Dificultad 
El consejero español asegura que la principal dificultad que pueden encontrar a la hora de enfrentar el cibercrimen es el enfoque jurídico de cada país. Sin embargo, la conducta criminal es la misma, pero lo importante es atajar el delito con inmediatez. 
Concluye que enfrentar el abuso sexual infantil es una responsabilidad que no solo le compete a la Policía o a los gobiernos, sino también a los padres. Recomienda que cuando los jóvenes ingresan al mundo virtual deben hacerlo acompañados, porque existe riesgo de correr peligros físicos. 
Que avance el derecho 
Según el especialista, es necesario que el derecho avance conforme lo hace la tecnología. Como ejemplo puso la legislación que existe entre 24 países de Europa para procesar al delincuente sexual.

Deja una respuesta