Las 5 Excusas del Emprendedor para No escribir en su Página Web

A muchos emprendedores les cuesta un mundo escribir para su página web. Aunque entiendan los beneficios y las razones por las que se debe escribir, son muy pocos los que se animan a hacerlo. Escribir es algo que saca de la zona de confort a mucha gente. Desde miedos a “hacer el ridículo” hasta inseguridades heredadas de los primeros años en el colegio impiden que el lado creativo del emprendedor pueda sistematizar su experiencia. 
Normalmente cada emprendedor se agarra de una sola excusa hasta que la convierte en un obstáculo infranqueable. Recientemente tuve un chat con un emprendedor que desplegó un abanico completo de las excusas más utilizadas. Para mi sorpresa esta persona no se daba cuenta que las excusas no eran para mí. Eran para el mismo. Sabía que tenía que escribir y se estaba auto-justificando por hacerlo. 
En este caso era una persona que ya había publicado un montón de artículos. Una persona que ya había visto el poder de sus artículos para conectarse con los clientes. Pero después de varias semanas publicando regularmente, un día encontró las excusas adecuadas y desde ahí no ha podido superarlas. 
Si nunca haz publicado un artículo, créeme que los beneficios son mucho más grandes que los problemas que encuentras para escribir. En primer lugar tienes algo nuevo que decirle a los clientes. En vez de atosigarlos con promociones o perseguirlos para que te den una cita, puedes obsequiarles artículos con valor para su negocio. En segundo lugar, lo que escribes queda registrado por los buscadores y se convierten en una fuente continua de visitantes y nuevos prospectos. 
En este artículo te muestro algunas de las excusas más usadas con una guía para superarlas. No dejes que las excusas se conviertan en tu realidad. No dejes de compartir con el mundo tu visión por las razones equivocadas. 
Excusa #1: Nadie va a leer mis artículos 
Supongamos por un momento que sea cierto y nadie llegue directamente a tu página web para leer tus artículos. Supongamos por un momento que Google te odia y no te va a mandar ningún visitante. Aún en este caso, puedes enviar tu artículo por correo electrónico. Puedes compartirlo en las redes sociales. 
Y cada vez que lo compartes estás mejorando tu prestigio. Le estás diciendo a las personas (clientes y prospectos) que conoces sobre un tema y estás dispuesto a compartirlo. Incluso si nadie te leyera ya tienes una ventaja sólo por publicarlo. 
Ahora bien, si escribes pensando en las necesidades de tus modelos de persona puedes estar seguro que van a encontrar tus artículos. Si sólo un cliente nuevo encuentra tu artículo ya recuperaste el esfuerzo. Y a partir de ahí todo es ganancia. 
Excusa #2: Otra gente ya escribe lo que voy a escribir 
¿Cuánta gente ha tenido tu experiencia? ¿cuanta gente ha tenido tus vivencias? ¿cuanta gente piensa exactamente igual que tu? 
La respuesta a las tres preguntas: NADIE. Nadie comparte tu enfoque. Y eso es precisamente lo que debes aportar a tus clientes y prospectos. Por eso es importante que escribas “desde el corazón” (si me perdonas la cursilería). Escribe con honestidad y frescura dejando que otras personas aprovechen tu enfoque único. 
Si lo haces así, no importa que escribas sobre temas que otras personas han tocado. Lo importante no es el tema que trates, sino tu visión del mundo. Tu aporte único es lo que otras personas van a disfrutar y aprovechar. 
Excusa #3: No tengo tiempo 
Hoy en día es muy probable que ya estés escribiendo un montón de documentos. Desde Correos electrónicos hasta propuestas de negocios. En estos documentos estás invirtiendo tiempo que sólo aprovechas con una sola persona. Tu esfuerzo no se puede multiplicar. 
En cambio cuándo esa misma información la escribes como un artículo para tu página web el tiempo que inviertes se aprovecha tantas veces como lectores tengas. Cada vez que alguien lo lee desde la web estás multiplicando tu tiempo. Mientras más artículos escribas mayor es la escala que logras. Cada vez que llega un nuevo visitante se va a quedar navegando en múltiples artículos. 
Escribir un artículo es una de las actividades en que mejor aprovechas el uso de tu tiempo. La próxima vez que pienses en que no tienes tiempo, evalúa cuáles actividades te están quitando el tiempo y deja de hacer las que se invierten en una sola persona. Utiliza tu tiempo en las actividades que más beneficios te brinden. Escribir los artículos es una de las actividades más productivas. 
Excusa #4: Tardo demasiado para escribir un artículo 
Efectivamente los primeros artículos toman tiempo para escribirlos. Es como hacer ejercicio. Al principio cuesta un poco más pero a medida que lo incorporas en tus rutinas y comienzas a ver los beneficios es más fácil continuar. 
Al principio, me tomaba unas 14 horas hacer un sólo articulo. Hoy en día me toma menos de dos horas hacer cada artículo. Y esto sólo se debe a la práctica. Establecer una rutina para escribir tus artículos y algunos técnicas de escritura te ayudan a hacerte cada vez más efectivo. 
Excusa #5: No tengo ideas para escribir 
Las ideas para tus artículos están por todas partes. Cada vez que hablas con un cliente, surgen dudas y preguntas. Ahí tienes un montón de ideas. Cada vez que lees un artículo que te parece interesante tienes otra fuente de ideas. Como éstas existen muchas fuentes. Lo único que tienes que hacer es estar atento y cada vez que aparecen guardarlas. Cuándo te sientes a escribir tendrás una lista de ideas para escoger. 
Para cada una de estas ideas puedes utilizar múltiples formatos para tus publicaciones. Por ejemplo, cada vez que lees un artículo y quieres recomendarselo a alguien, en vez de escribirle un correo toma las ideas que te parecieron más interesantes y escríbelas como un artículo. Alguna película con una idea interesante que puedes conectar con tu trabajo, escribe un artículo. Una reunión muy interesante: artículo. 
No tiene que ser un premio pulitzer para que lo publiques. Puedes hacerlo tan corto como 400 palabras con una idea que te pareció interesante. Una vez que comiences, verás que las ideas nunca faltan. No te exijas una novela en cada artículo ni le des más importancia de la que tiene: es sólo un artículo que intenta ayudar a otras personas. 
Si estás en una situación similar escríbeme; con mucho gusto te puedo ayudar para que superes estos obstáculos y puedas convertir tu página web en un imán para atraer nuevos clientes. 
Suscríbete a nuestro boletín: cada 15 días te enviaremos un correo repleto de ideas para mejorar tu negocio. Sin ningún desperdicio, y además es gratis!

Deja una respuesta