4 etapas para hacer Inbound Marketing a la perfección

El inbound marketing es una estrategia digital donde se utilizan varias herramientas web para lograr atraer visitantes y llevarlos a través de una serie de etapas que lo convertirán en cliente en poco tiempo. 
Esta filosofía lleva ya un tiempo en la web y es muy utilizado por marketers especializados, ya que se trata de un método que evita forzar u obligar al usuario a responder a las promociones de la marca, esto es algo que actualmente es muy repudiado por los compradores online. De esta forma, puede usarse el inound marketing para compartir con los visitantes interesados en la marca y en lo que hace la empresa, de una forma más amigable, esto garantiza conversiones más efectivas y un engagement más duradero. 
Existen muchas estrategias del mundo del marketing digital que se incluyen en el Inbound Marketing, como el marketing de contenidos, posicionamiento SEO, promociones en redes sociales, emailing y más, sigue leyendo para que conozcas qué hacer con ellas durante las 4 etapas del inbound marketing. 
¿Cuáles son las 4 etapas del inbound marketing? 
Lo que se quiere con el inbound marketing es lograr que los usuarios se acerquen a la empresa, “empujándolos” de forma muy discreta. Lo que se quiere es que las personas deseen conocer un poco más a la marca, por ejemplo, preguntar sobre las variedades de productos, las condiciones de pago, cualquier señal que tenga con la empresa para inducirlos a convertirse en clientes. 
Hay algo muy curioso sobre esta técnica digital, y es que la mayoría de las estrategias que se aplican en las etapas del inbound marketing son personalizadas, es decir, el marketing que se utilizará para convencer a los usuarios estará diseñado para ellos, basados en sus gustos y preferencias (en las etapas que explicamos sabrás cómo hacerlo sin mucho lío). 
Estas son las 4 etapas que se necesitan en el proceso para hacer inbound marketing a la perfección: 
Durante este proceso se aplican estrategias que se definirán a continuación, y para cada una de ellas se deben plantear objetivos claros, que permitan cumplir metas específicas en cada una de las etapas. Puede parecer un proceso largo, pero si se define correctamente cómo, cuándo, dónde y por qué, el proceso se hará más corto y más seguro. 
Por otro lado, es importante que durante estas etapas se lleve a cabo un acompañamiento del usuario todo el tiempo, esto permite llevarlo al objetivo final, es decir, convertirlo en cliente, sin que sienta esa “desesperación” que tienen algunos vendedores. Después de todo, el internet permite técnicas de persuasión sutiles y muy efectivas, veamos cuáles aplicar en cada etapa del inbound marketing. 
1) Attract: Atraer usuarios 
En esta etapa se concentran todas esas estrategias generales que se ven comúnmente en cada área del marketing digital, y es su esencia en sí: atraer más usuarios al sitio web de la marca. Mientras más personas se atraigan, existen mayores posibilidades de convertirlos en clientes. Para comenzar con el proceso de compra se deben tener en cuenta varias técnicas, pero seguro ya has escuchado de ellas: 
Marketing de contenidos 
Es una de las estrategias digitales más valoradas actualmente, debido a que los usuarios prefieren conseguir algo a cambio, como información, curiosidades, datos, algo que aporte a su conocimiento antes de entregar su atención a una marca. 
Existen formas muy variadas de hacer marketing de contenidos, las más efectivas se hacer mediante un blog de marca, allí se pueden tocar temas sobre el área en dónde se desarrolla la empresa y crear contenidos en diferentes formatos, como pueden ser: 
Artículos (excelentes para posicionar en resultados de buscadores, se pueden utilizar técnicas como el storytelling). 
Infografías (para explicar un tema complejo de una forma más atractiva, los usuarios suelen compartirlas en sus redes sociales). 
Videos (el contenido visual es uno de los pilares del marketing de contenidos hoy en día). 
Podcasts (los contenidos en formato de audio son perfectos para esa audiencia que carece de tiempo de sobra, solo basta con ponerse un par de audífonos mientras hacen otras actividades). 
Prácticas SEO 
El posicionamiento web es también uno de esos factores de peso en esta primera etapa del inbound marketing, consiste en llevar a cabo modificaciones off page y on page para que cuando un posible prospecto o cliente realice una búsqueda en Google (o en cualquier otro buscador) puedan aparecer los contenidos de las marcas en los primeros resultados, o al menos en la primera página. Estas son algunas estrategias para hacer buen SEO en tu sitio web. 
Definir keywords: Ayudan a destinar al sitio web a búsquedas más específicas, los algoritmos de los buscadores clasificaran el área a dónde pertenece tu sitio web. 
Topic clusters: Google premia a aquellos sitios web que ayudan a que su algoritmo de búsqueda realice un escaneo más rápido y efectivo, para darles una mano puedes organizar tu sitio web con topic clusters, una estructura sencilla que almacena y clasifica los contenidos de tu sitio web. 
Enlaces: Estos deben estar construidos de forma que los algoritmos los lean fácilmente, y estén estructurados correctamente. 
Promocionar en redes sociales 
Las redes sociales son esas herramientas que mejoran la visibilidad de tu sitio web, puedes optar por aquellas que ayuden a promocionar tus contenidos dentro del nicho de mercado más apropiado, o donde exista una comunidad que cumplen con el perfil del consumidor de tu empresa. Las principales ya debes conocerlas: Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn. 
Puedes crear una página oficial, un fan page, o un grupo para compartir las actividades de tu empresa y atraer más visitas y prospectos. 
2) Convert: Convertir prospectos 
Seguimos a la segunda etapa del proceso de inbound marketing, una vez que se atraigan las visitas al blog o al sitio web de la marca, se debe hacer un efuerzo por lograr que se conviertan, es decir, que decidan registrar algunos de sus datos en nuestra empresa. 
Antes de continuar, es necesario estar al tanto de las nuevas regulaciones de protección de datos aprobado el pasado mayo del 2018, sirve como guía para conocer buenas prácticas de almacenamiento de datos, sin perjudicar al usuario. 
Ahora bien, los datos que necesitas recolectar que te serán de ayuda en las etapas 3 y 4 del inbound marketing, pueden ser: Nombre completo del usuario, su email, año de nacimiento o edad, ocupación actual, nacionalidad y país de residencia. Esta información te ayudará a aumentar tu base de datos para las estrategias personalizadas que se llevarán a cabo más adelante. 
Para obtener esos datos puedes aplicar estas estrategias: 
Formulario de suscripción: Si tienes un blog, sería genial que pudieras solicitar a los usuarios que se unan a tu comunidad de lectores suscribiéndose o registrándose en el sitio, existen otras maneras de utilizar formularios para recolectar datos de tus visitantes, solo debes escoger cuáles se adaptan mejor a tus objetivos. 
Encuestas: También puedes pedirle a tus usuarios que realicen una pequeña encuesta para mejorar tus contenidos, o para que den su opinión respecto a algún tema. 
Hacer regalos online: Los regalos digitales consisten en hacer promociones especiales de regalo, como un ebook o libro electrónico, cupones, cursos gratis, webinars, etc, algo que se puede intercambiar por un registro y unos cuantos datos (en este tipo de estrategias siempre debes notificar al usuario para qué utilizarás esos datos). 
3) Close: Clasificar contactos 
En esta etapa del inbound marketing se busca clasificar los prospectos que ya fueron registrados. Esto se hace mediante procesos automatizados de marketing digital, por ejemplo, Zenkiu es una herramienta que te ofrece almacenamiento de base de datos, sincronización y agrupación de contactos, a través de ella podrás llevar control de todo el proceso de la etapa 3 del inbound marketing. Lo que vas a necesitar es: 
Gestor de CRM: el customer raletionship management es una estrategia del marketing digital, que permite registrar y guardar todas las actividades que tu empresa lleve a cabo con un contacto o usuario específico, este historial te ayudará con otras actividades en el futuro. 
Email Marketing: El emailing es una de las estrategias más efectivas en la web, con email marketing podrás compartir contenidos personalizados o segmentados, con la finalidad de que esos contactos se conviertan en clientes definitivos. 
Con estas estrategias, se completa el proceso de compra final (el del inbound marketing todavía no), es decir, el usuario se convierte en cliente y realiza una compra. 
4) Delight: Fidelizar clientes 
Finalmente, llegamos al proceso de fidelización del cliente, en esta etapa del inbound marketing se quiere establecer una relación duradera con esos clientes, para garantizar su preferencia en el futuro, pero, además, también se pueden convencer para ayudarnos a promocionar la marca con sus amigos y familiares. 
A este punto, no debería ser tan complicado conseguir un testimonial o una recomendación en redes sociales por parte de esos clientes, pero si resultan algo quisquillosos, puedes aplicar estas técnicas: 
Contrato al estilo embajador de marca: Si tus clientes tienen cierta posición de influencia en sus comunidades digitales, puedes hacerles una propuesta para que promocione los productos, servicios o incluso contenidos que más les gusten a cambio de algún beneficio. 
Concursos: Nadie se puede resistir a un concurso con premios geniales, garantiza la participación de los usuarios mediante promociones en redes sociales e invitaciones a amigos. 
Si todo sale bien, a esta altura podrías comenzar de nuevo el ciclo del inbound marketing con esos amigos e invitados referidos, no olvides siempre analizar los resultados en cada estrategia, así podrías ajustar algo que no esté saliendo como esperabas. A pesar de todo, es un proceso que definitivamente vale la pena, te traerá muchos beneficios y clientes a corto plazo.

Deja una respuesta