Cierran app que permitía desnudar a mujeres en una fotografía

DeepNude usaba la tecnología de ‘Deepfake’ para cambiar una foto de una mujer vestida.

La app, llamada DeepNude, usaba fotos de mujeres vestidas y las modificaba para mostrarlas desnudas.
Con solo un clic, la aplicación DeepNude permitía quitar la ropa en la foto de una mujer y hacerla parecer como si estuviera desnuda en la imagen. Una investigación de Motherboard reveló que el software utilizaba una foto de una persona vestida y creaba una nueva imagen de esa misma persona sin ropa, superponiendo imágenes de desnudos reales. 
De acuerdo con el reporte, se hicieron pruebas con docenas de fotos de alta resolución y se lograron los resultados convincentes. Todo esto es posible gracias a que la aplicación, que solo funcionaba con mujeres, utiliza el sistema conocido como Deepfake, una tecnología que permite superponer imágenes utilizando aprendizaje automático e inteligencia artificial.
Por supuesto, el software generó las críticas de varios sectores al asegurar que su uso permite que la población femenina sea tratada como un objeto y pone en riesgo a miles de mujeres de ser víctimas de fenómenos como el porno venganza o la sextorsión. 
«Esto es absolutamente aterrador», dijo Katelyn Bowden, fundadora y directora ejecutiva de la organización de activismo pornográfico Badass, a Motherboard. «Ahora cualquiera podría ser víctima del porno de venganza, sin haber tomado nunca una foto desnuda. Esta tecnología no debería estar disponible al público», agregó. 
Luego de la publicación de Motherboard, el creador de la app, que se hace llamar ‘Alberto’, informó el cierre de la aplicación en la cuenta de Twitter de DeepNude y señaló que no se publicarán otras versiones y no se concederá a nadie más el uso de la aplicación.
«Creamos este proyecto para el entretenimiento de los usuarios hace meses», escribió en una declaración adjunta a un tuit. «Pensamos que estábamos vendiendo unas cuantas ventas cada mes de forma controlada…. Nunca pensamos que se volvería viral y no podríamos controlar el tráfico», añadió.

Deja una respuesta