La narración visual

Aquí encontrarás todo lo que necesitas para comenzar a usar la narrativa visual en tu estrategia de marketing, ya sea en videos, infografías, presentaciones y más 

La narración visual existió siempre. En su definición más básica, una historia se cuenta a través de elementos visuales, como fotos, videos o ilustraciones. Nuestros ancestros lo hacían mediante pinturas rupestres o el teatro de sombras. Nosotros tenemos la suerte de contar con miles de experiencias increíbles de inmersión con todo tipo de avances gráficos y de audio. 
Si bien a lo largo de los años nos hemos vuelto más exigentes, el resultado de una buena narrativa visual sigue siendo el mismo: una audiencia interesada, totalmente cautivada desde el principio y con muchas ganas de saber cómo termina la historia. Por eso es fundamental aplicar esta técnica a los procesos actuales. La narrativa visual es un método comprobado, tan útil hoy como lo era hace miles de años, y que lo seguirá siendo si se implementa de la manera correcta. 
En esta guía veremos cómo esta manera de comunicarnos que ha dado tan buenos resultados volverá a revolucionar nuestros lugares de trabajo y qué puedes hacer para ir siempre un paso adelante. 
La capacidad de atención hoy en día 
Cómo lograr que los prospectos se interesen por el contenido 
Para empezar, es fundamental saber cómo funciona la capacidad de atención en la actualidad. Si bien muchos creen que tienen la capacidad de concentración y la memoria de un pez, un estudio reciente de Kelton Global indica lo contrario. En el Informe sobre el Estado de la Atención, los profesionales de negocios encuestados dijeron que su capacidad de mantener la atención ha ido mejorando con el tiempo. 
Si lo piensas, tiene lógica. Nos hemos vuelto más selectivos con respecto al contenido que atrae nuestra atención, guardamos enlaces de publicaciones para leerlas cuando no haya ningún otro artículo de nuestro interés y, con frecuencia, preferimos esperar a que el contenido de calidad nos llegue antes que ir a buscarlo. Esto significa que crear contenido interesante pensado para la capacidad de atención de la audiencia moderna es difícil, pero no imposible. 
Según la encuesta, el contenido que genera interacciones es aquel que combina una narración atractiva con elementos visuales y diálogos interesantes. 
El 55% de los encuestados dice que una buena historia atrae su atención y mantiene su interés 
El 41% opina que un diálogo atractivo despierta su interés en el contenido 
El 33% indica que la estimulación visual es clave para mantener la atención. 
En otras palabras, el secreto está en la narrativa visual. Por eso, en lugar de centrar tus esfuerzos en crear contenido más breve, busca hacerlo más atractivo. 
La narrativa visual en los negocios: cómo es ahora y cómo debería ser 
Es posible que hayas visto y, ojalá, puesto en práctica, la narrativa visual en tu trabajo. La verás en webinarios, discursos de venta o presentaciones diversas, e incluso en contenido menos dinámico, como páginas de destino e infografías; y aunque estos esfuerzos que se vienen haciendo desde años tienen valor, el ritmo vertiginoso en el que cambia el panorama de la tecnología y cómo ha evolucionado nuestra capacidad de atención hacen que la audiencia pida más. 
Una imagen no hace que una presentación sea más atractiva solo porque sí. Un gráfico no hace que los datos sean más fáciles de comprender. Un botón para dar «me gusta» no hace que un video sea más interactivo. En lugar de limitarse a confiar en los elementos visuales, los profesionales deberían adaptar su estrategia en función del contenido que ya tienen disponible. 
Como profesional del marketing, ya entiendes el valor de reutilizar contenido, así que empieza por ahí: evalúa el material que tienes disponible desde una nueva perspectiva. 
5 maneras fáciles de crear videos nuevos a partir de contenido existente 
Aunque grabar videos se ha vuelto mucho más fácil y económico en los últimos años, aún se puede invertir demasiado tiempo en crearlos desde cero. Una estrategia eficaz para crear más contenido en video increíble en menos tiempo es reutilizar el que ya tienes. Te presentamos 5 ideas para convertir tu contenido actual en videos. 
Divide tus webinarios en clips de video más breves. Si quieres sacar más provecho de tus webinarios una vez que terminan, divídelos en clips de video más pequeños. 
Graba testimonios rápidos y casos de éxito durante las llamadas con los clientes. Aunque los testimonios en video y los casos de éxito tienen el potencial de convertirse en uno de tus mejores recursos de marketing, la mayoría de los profesionales no les dan la importancia que merecen. Si logras captar feedback real de tus clientes, ya tienes tu video. Eso sí, no olvides pedir autorización para grabarlo. 
Convierte los videos internos en videos educativos. Cada uno de los equipos de tu empresa dedica mucho tiempo a enseñar cómo hacer cosas a tus prospectos y clientes a través de videos personalizados hechos con la cámara web o compartiendo su pantalla con un software de video. Reutilizar este tipo de videos puede ser una oportunidad de marketing increíble. 
Convierte tus videos en archivos GIF. Con Giphy, puedes recortar tus videos paso a paso, capturar y destacar los momentos más animados y atractivos, añadir texto, ajustar la resolución, exportar e incrustar. 
Crea videos a partir de contenido de texto, como artículos del blog o guías. Si llevas tiempo escribiendo artículos, es probable que tengas mucho contenido valioso entre tus archivos del blog. Solo recuerda que el tono de los videos debe ser relajado y conversacional. Evita usar oraciones complejas. 
Imágenes que marcan la diferencia 
Nadie quiere ver una foto de stock de cinco hombres en traje sentados en una oficina impecable, alrededor de una mesa blanca, con un paisaje urbano de fondo. Cuando los elementos visuales se eligen con cuidado, pueden despertar emociones profundas y generar mayor interacción con la marca. Hay estudios sobre la atención visual que demuestran que si las imágenes son relevantes, la audiencia dedica más tiempo a mirarlas que a leer contenido de texto. 
De ahora en adelante, centra tus esfuerzos en despertar las emociones del público y establecer conexiones significativas a través de fotografías cuidadosamente seleccionadas. Intenta incluir imágenes de relevancia cultural y que prioricen la humanidad sobre la tecnología. Si te preguntas dónde colocar las imágenes en el contenido, echa un vistazo a estas recomendaciones: 
La simplicidad es fundamental 
Como profesional del marketing, esta regla no debería sorprenderte, y sin embargo, es la que menos se cumple. Que una imagen incluya muchas personas y colores no la hace automáticamente más atractiva o memorable. Debes elegir una que le dé a la audiencia el espacio mental y cognitivo que necesita para centrar su atención en el mensaje principal. 
Ofrece una estética consistente 
Si el contenido incluye muchas imágenes, asegúrate de que todas estén relacionadas con la misma temática visual. Una serie de imágenes diferentes resulta confusa y difícil de procesar y lo peor de todo es interfiere con el mensaje general. Si los colores, las fuentes, los estilos y la organización son precisos y consistentes, podrás crear un arco narrativo claro e interesante para la audiencia. 
Crea composiciones inteligentes 
Al igual que la consistencia, la composición de la imagen se basa en la claridad y el impacto, pero particularmente en cómo presentas cada imagen. La jerarquía es importante, así que usa los elementos visuales, como el tamaño u otras alternativas para destacar el contenido y hacer hincapié en ciertos datos o características clave. Incluso, puedes dividir la información y ordenarla para contar una historia visual breve, con un inicio, un nudo y un desenlace. 
5 consejos para acertar en la narrativa visual con infografías 
En los últimos años, se observó un aumento del 65% en el uso de infografías entre los profesionales del marketing B2B. Pero este revuelo por las infografías también significa que todo el mundo las está creando, lo que hace que sea más difícil destacarse. Si quieres usar este método para la narrativa visual, es importante que dediques el tiempo y los recursos necesarios para que realmente cause un impacto. 
Echa un vistazo a algunos de los tipos de infografías más habituales: 
Centradas en datos: estas infografías se basan en diversos conjuntos de datos y estadísticas importantes. Con frecuencia incluyen algunas visualizaciones de datos diseñadas para ofrecer información sobre un tema. Además, hacen que sea más fácil procesar la información compleja. Sin embargo, deben tener un diseño fluido para lograr transmitir el mensaje de manera clara y concisa. 
Comparaciones: las comparaciones son uno de los tipos de infografías más populares. Comparan y contrastan 2 temas diferentes, en general, uno junto al otro. Estas infografías se usan para mostrar los aspectos en común entre 2 elementos, en qué se diferencian o qué tan superior o inferior es uno de otro. 
Listas: las listas son herramientas educativas útiles que ofrecen mucha información en formato de texto y viñetas. Este tipo de infografía es muy popular porque es sumamente versátil. Las listas hacen que sea más fácil echar un vistazo rápido al contenido y, al mismo tiempo, aún destacan el mensaje principal. 
Línea de tiempo: estas infografías son populares porque casi todos las conocen. Las cronologías se usan para explicar la historia de un tema o cómo este cambió con el tiempo. Resultan fáciles de leer porque incluyen múltiples eventos en orden cronológico a lo largo de un único flujo. 
A la hora de crear una de estas infografías, considera estos consejos: 
Ten en cuenta la combinación de colores 
Elige los colores deliberadamente. Esta es una gran oportunidad para lograr la claridad y eficacia que deseas, pero si no usas los colores de manera armoniosa, corres el riesgo de confundir a la audiencia y que tu mensaje se pierda. Por ejemplo, para el diseño de los gráficos dentro de una infografía, elige un solo color. O bien, puedes usar un tono neutro y suave con un toque de color para llamar la atención sobre el aspecto más importante de los datos. Mientras tanto, intenta evitar usar muchos colores y las gráficas en 3D. Lo bonito no siempre da buenos resultados. 
Incluye texto relevante 
Es posible que sientas que tu infografía debe incluir todo el contenido del informe o artículo al que hace referencia, pero el formato de la infografía no te lo permitirá. Lo bueno de las infografías es que la comunicación se transmite principalmente a través de elementos visuales y no de palabras. Asegúrate de que el texto que agregas en la infografía sea conciso y relevante. Si el material al que hace referencia es más extenso, puedes seleccionar el contenido visualmente más atractivo y utilizar la infografía como una introducción. Por último, asegúrate de que el nombre de la infografía sea atractivo y el texto no sea demasiado pequeño, y elige una fuente fácil de leer. 
Haz pruebas 
Que tú entiendas la infografía no significa que los demás también lo harán, así que, a modo de prueba, compártela con tus compañeros y pídeles su opinión. Durante la revisión de tu trabajo, pregunta lo siguiente: 
¿Puedes saber de qué se trata el contenido en 10 segundos o menos? 
¿Tienen sentido los gráficos? 
¿Encuentras el diseño atractivo o confuso? 
¿Entiendes la conclusión principal? 
Al igual que ocurre con las infografías, usar gráficos para visualizar datos requiere habilidad, especialmente cuando se trata del uso del color. Echa un vistazo a algunos de los diseños más frecuentes y explora los mejores consejos para crear gráficos visualmente atractivos: 
Gráfico circular: no existe un gráfico más incomprendido, detestado, defendido y discutido que el circular. ¿Cómo es posible que provoque tantos sentimientos encontrados? Los gráficos circulares desglosan la composición de un tema determinado. La mirada de la audiencia se centra automáticamente en las diferencias entre los valores. La estrategia más sencilla para marcar estas diferencias es con colores. 
Consejo profesional: asegúrate de que los colores que elijas para el gráfico circular contrasten lo suficiente y sean fáciles de distinguir. No escojas colores demasiado parecidos, ya que será más difícil compararlos. Si tu objetivo es resaltar una categoría o un área del gráfico, usa el mismo color en todas las demás secciones. Aplica un sombreado adicional en la parte del gráfico que quieres destacar. Si tu objetivo es que los usuarios evalúen todas las categorías del gráfico, usa una paleta de colores agradable y contrastante para facilitar la comparación. 
Gráfico de barras: hay una razón por la que los gráficos de barras son tan comunes, y es que permiten representar la mayoría de los conjuntos de datos y nuestros cerebros los adoran. Como podemos comparar la longitud de las barras y calcular las diferencias rápidamente, los gráficos de barras y de columnas (con barras verticales) resultan sencillos y muy eficaces. Es probable que los hayas visto en artículos de noticias, informes de empresas, presentaciones, libros de texto, resultados de encuestas o infografías. Están por todas partes. 
Consejo profesional: el color es muy importante a la hora de diseñar un gráfico de barras eficaz. Tiene la capacidad de realzar la transmisión del mensaje, pero si no se usa correctamente, puede confundir a la audiencia y distraerla del objetivo. Evita el efecto arcoíris. Si bien una variedad de colores puede verse bien, generalmente hace que los gráficos sean difíciles de entender. Es preferible que elijas un solo color para todo el gráfico. O bien, puedes usar un tono neutro y suave con un toque de color para llamar la atención sobre el aspecto más importante de los datos. Esta es una manera eficaz de usar el color para ayudar al público a sacar conclusiones más rápidamente. 
Gráfico de líneas: los picos y valles de una serie de puntos de datos conectados por una línea puede narrar historias sorprendentes. Los gráficos de líneas permiten mostrar tendencias, resaltar éxitos y advertir sobre posibles peligros. Todo esto en cuestión de segundos. Eso es parte de su atractivo, y de por qué son una de las visualizaciones más populares para mostrar datos que cambian con el tiempo. 
Consejo profesional: cuando incluyes varios conjuntos de datos en un gráfico con múltiples líneas, debes distinguir claramente cada una de ellas. No uses el mismo color para todas las líneas ni variaciones del mismo tono. No hagas que el público dedique más tiempo a descifrar las diferencias en el gráfico; facilita que descubran la información rápidamente. Por esta razón, usa colores claros y contrastantes. La paleta que elijas debe ser agradable a la vista, nada demasiado brillante o estridente. Si vas a usar los gráficos en informes o paneles de tu empresa, intenta elegir algunos de los colores de la marca que destaquen y combinen para lograr una apariencia más prolija y profesional. 
Los videos están a punto de dominar tu estrategia de marketing 
Cisco prevé que para 2021 el tráfico global de internet generado por videos representará el 82% de todo el tráfico en internet de los consumidores. Es un porcentaje enorme, sí, pero no te estreses. Te decimos qué hacer y qué no hacer al crear contenido en video a fin de adaptar tu estrategia de marketing para el futuro: 
Crea una estación de video. No es necesario que construyas un estudio de grabación completo. Es muy sencillo grabar videos desde tu equipo portátil o tu smartphone. Empieza con un kit de iluminación simple, Soapbox o Loom y algunas buenas prácticas. Así tendrás un espacio disponible para grabar tus videos con calidad profesional. 
Determina cuándo vas a crear los videos. Hay miles de oportunidades para crear contenido en video dentro de tu estrategia de marketing. Es por eso que debes definir en qué momento un video te puede servir más para alcanzar tus objetivos. Independientemente de si trata de un video explicativo para que más usuarios se interesen por tu producto, un video en las redes sociales para aumentar las interacciones en estas plataformas o un video para deleitar al cliente e impulsar el NPS, el contenido en video puede desempeñar un papel importante en la estrategia de tu empresa. Explora estas ideas increíbles para tu contenido en video y encuentra la inspiración que necesitas. 
Da rienda suelta a la creatividad. Los videos deben representar la cultura y el componente humano de tu empresa. Ofrecen un medio para conectarte con tu audiencia cuando el texto ya no es suficiente. Ponte creativo y comparte el estilo y la voz de tu marca. 
No crees contenido en video que no se relacione con tus objetivos. Asegúrate de que tus videos tengan una función y ayuden a resolver un problema. Identifica las razones y los objetivos de cada video antes de ponerte en marcha. Asegúrate de determinar qué métricas vas a monitorizar para medir tu éxito. 
No creas que todos los videos deben tener una producción extraordinaria para ser eficaces. Los videos que muestran una conversación personal entre clientes son increíblemente útiles, especialmente para las redes sociales y los equipos de ventas. Graba con tu iPhone o configura la cámara de tu equipo portátil y anímate. Solo recuerda ser tú mismo. Los videos cortos y caseros pueden tener un impacto tan grande como una obra maestra producida por una agencia. 
Considera hacer videos de marketing en vivo en tu estrategia, ya que son cada vez más populares. Observa estas cifras: 
El tiempo promedio de visualización de los asistentes de un webinario es de 61 minutos. 
Son útiles durante todo el recorrido del cliente, desde debates de líderes intelectuales hasta demostraciones semanales en directo. 
Los videos en vivo de Facebook logran una tasa de interacción del 4.3% en comparación con el 2.2% de los videos comunes. 
Proporcionan mucha información sobre los prospectos, que el equipo de ventas puede usar para iniciar una conversación personalizada. 
¿Con qué frecuencia la audiencia interactúa realmente con un video? En lugar de ofrecer una transmisión unidireccional o aceptar que los participantes del webinario no asistirán a la transmisión y verán la grabación más tarde, asegúrate de que la reputación del video fomente la asistencia y la interacción en vivo. Incluye, por ejemplo, encuestas y sesiones de preguntas y respuestas en directo o adopta un enfoque conversacional. 
Métricas de video que debes conocer 
Recuento de visualizaciones: representa el número de veces que se reprodujo tu video; también se conoce como alcance. Es muy útil si tu objetivo es aumentar el reconocimiento de la marca y lograr que la mayor cantidad de usuarios posible mire tu contenido. Sin embargo, es importante que recuerdes que cada plataforma de alojamiento de videos mide las visualizaciones de manera diferente. Por ejemplo, una visualización en YouTube equivale de 30 segundos, mientras que en Facebook equivale a solo 3 segundos. Asegúrate de leer la letra pequeña antes de generar informes sobre el recuento de las visualizaciones de tu video. 
Tasa de reproducción: la tasa de reproducción es el porcentaje de usuarios que reprodujo el video dividido por la cantidad de impresiones que recibió. Esta métrica te permite determinar en qué medida el video resulta relevante o atractivo para la audiencia. Si miles de usuarios ven que existe el video, pero solo algunos lo reproducen, es probable que sea el momento de optimizar el contenido. 
Intercambio social y comentarios: si estás en las redes sociales, probablemente estés familiarizado con las opciones de compartir y comentar. Estas son un excelente indicador de qué tan relevante es tu contenido para tu audiencia objetivo. Si un usuario ve tu video y dedica tiempo a compartirlo con su red, es probable que hayas creado contenido extraordinario. El número de veces que se comparte tu video en las redes sociales es importante, ya que significa que más usuarios lo verán. Si tu objetivo es ampliar la audiencia, el número de veces que tu contenido se comparte en las redes sociales es una métrica que debes monitorizar. 
Finalización del video: si dedicaste tiempo a crear un video, querrás que los usuarios lo vean hasta el final. La finalización del video es la cantidad de veces que el video se reproduce hasta el final. Esta métrica resulta más confiable que el recuento de visualizaciones si quieres conocer el éxito de tu video. 
Tasa de finalización: la tasa de finalización representa el número de usuarios que reprodujo el video completo dividido entre el número de usuarios que lo reprodujo. La tasa de finalización y otras métricas de interacción son un excelente indicador de la reacción de los usuarios al video. ¿La tasa de finalización de tus videos es baja? ¿Los usuarios dejan de ver el video en un determinado momento? Esto podría indicar que el contenido del video no es interesante para la audiencia objetivo. 
Tasa de clickthrough: también conocida como CTR, la tasa de clickthrough se obtiene dividiendo las veces que los usuarios hacen clic en tu llamada a la acción (CTA) entre el número de visualizaciones. Es un excelente indicador de la eficacia del video a la hora de motivar a la audiencia a realizar la acción esperada. Si la tasa de clickthrough es baja, revisa el diseño o el texto de la CTA. 
Tasa de conversión: esta tasa se obtiene dividiendo las veces que los visitantes llevaron a cabo la acción deseada entre el número de clics en la CTA. Si tu objetivo es que la audiencia realice una acción, como registrarse para una prueba gratuita, agrega un video en la página de destino para evaluar si la tasa de conversión aumenta. 
Tasa de rebote y tiempo en la página: ¿estás pensando en agregar un video a una página web? Antes de publicarlo, explora la tasa de rebote de la página y el tiempo que los usuarios pasan en esa página. Asegúrate de revisar las métricas después de agregar el video para ver si modifica cómo los usuarios interactúan con el resto del contenido. 
Lo que se viene: el contenido interactivo 
Si bien merece la pena invertir en contenido en video, para mantenerte a la vanguardia puedes incluir en tus videos las más nuevas y emocionantes tendencias. Según una encuesta reciente, el 81% de los encuestados espera que las empresas ofrezcan más experiencias de realidad aumentada (AR). 
Con el correr del tiempo, descubrirás que cada vez más empresas de todas las industrias incluyen más animaciones y contenido interactivo para aumentar las interacciones. Para los profesionales de las empresas esto significa ofrecer ebooks e infografías interactivos o discursos de venta con realidad aumentada e implementar cualquier otro método para lograr una interacción más inmersiva. Invertir en plataformas compatibles con estos cambios ahora es la clave, ya que no es algo que se pueda implementar de la noche a la mañana. 
De cara al futuro 
Una vez que hayas rediseñado tu estrategia de narración visual y hayas integrado videos y contenido interactivo, es momento de atraer nuevamente la atención de los usuarios con tus ofertas de contenido nuevas y mejoradas. Las campañas de remarketing y los anuncios de retargeting te pueden permitir acceder a nuevas oportunidades, y ahora que tienes contenido visual más atractivo disponible, tus posibilidades de éxito aumentarán de manera exponencial. 
Echa un vistazo a algunos consejos para reutilizar tu contenido aquí y aquí, y recuerda que la narrativa visual es una de las estrategias más eficaces y atractivas que puedes usar en los mercados actuales cada vez más acelerados. No te quedes atrás.

Deja una respuesta