Conectividad, oportunidad de crecimiento para América Latina

 

Las nuevas tecnologías están permitiendo una transformación más sencilla y económica de las redes 

Superar la fragmentación es clave para la expansión y la democratización de los servicios de banda ancha 
Oportunidad de desarrollo 
América Latina tiene el potencial para posicionarse como uno de los bloques económicos más importantes en el planeta, sin embargo, cada país opera de forma independiente y la tasa de adopción no es tan rápida como en otras partes del mundo donde las regiones operan como una sola entidad.
Así lo señala Tadeu Viana, Sales Director CALA en Corning Optical Communications, quien asegura que superar la fragmentación en América Latina es clave para la expansión y la democratización de los servicios de banda ancha, pues son esenciales avances en estructura compartida, inversión en mano de obra calificada y un diálogo cooperativo entre gobiernos para lograr mejores planteamientos a corto mediano y largo plazo en la región.
Tal es el caso de Brasil, que recientemente ha buscado ofrecer beneficios fiscales para la construcción de redes de banda ancha; México, que busca combatir monopolios; mientras que los gobiernos de Perú y Colombia, en sociedad con el sector privado, han invertido en la instalación de los cimientos.
Dichas iniciativas son notables por si solas, pero podrían tener un mayor impacto si se coordinaran entre ellas, pues una planeación en conjunto sería benéfica para todos, en particular en lo que corresponde al comercio de la región.
Por otro lado, Uruguay es un ejemplo de éxito, pues tiene más del 90% de las casas cubiertas por redes de fibra óptica, gracias a los subsidios del estado y facilitado por el tamaño del país; mientras que Chile también cuenta con una posición prominente con un alto nivel de penetración de fibra óptica, que puede ser atribuido a una razón totalmente opuesta: ahí los impuestos son bajos y existe poca burocracia.
A su vez, las nuevas tecnologías están permitiendo una transformación más sencilla y económica de las redes.
El segmento de “fibra a la casa” (FTTH) observó un crecimiento de 18% en hogares de la región, con servicio entre diciembre de 2015 y septiembre de 2016, gracias a productos más rentables, mayor alcance y mayor velocidad de instalación.
Por lo anterior, alrededor de 23.5 millones de hogares en América Latina cuentan con redes de fibra óptica, una clara indicación del potencial de la región aún con retos, pero el alcance de Internet crece.
La expansión de redes de fibra óptica es una manera efectiva de conectar al continente, pues es la forma más rápida para la transmisión de datos, una tecnología que es capaz de satisfacer nuevas necesidades de conexión, impulsada por tendencias como “el internet de las cosas”, densificación 4G, el surgimiento del 5G y computación en la nube entre otros, por lo que si América Latina quiere lograr su potencial absoluto en desarrollo, deben “juntarse” para mejorar las conexiones de banda ancha en toda la región: entregando alta calidad en el servicio y alcanzando una mayor cobertura de la población.

Deja una respuesta