La Inteligencia Artificial está en todas partes

 
El camino hacia AGI significa llevar la Inteligencia Artificial a un nivel general de inteligencia humana 

en todas partes y no importa si es llamada así o cualquier otra cosa 

Superinteligencia Artificial 
De acuerdo con David Montoya, director de Paessler Latinoamérica, la Inteligencia Artificial se convertirá en «ASI» o Artificial Superintelligence (Superinteligencia Artificial) dentro de los próximos 50 años, siendo el último invento que la humanidad tiene que hacer.
El término “IA” se ha utilizado durante un largo tiempo y, en el pasado, principalmente para aplicaciones y programas que parecen menos inteligentes desde la perspectiva actual, como la computadora Colossus, con la que tuvo éxito el criptoanálisis de la máquina de Lorenz, o la primera calculadora del tamaño de la palma de una mano, la cual se consideró inteligente a fines de los años sesenta.
La IA está en todas partes y no importa si es llamada así o cualquier otra cosa, “porque como dijo John McCarthy a fines de la década de 1950, una vez que algo funciona, ya no lo llamamos IA”. Hay muchos científicos que dividen el término general Inteligencia Artificial en 3 categorías: ANI (Inteligencia Artificial Estrecha), AGI (Inteligencia Artificial General) y ASI (Superinteligencia Artificial). ANI puede hacer lo que fue diseñado para hacer perfectamente bien y mucho mejor que cualquier humano, pero sólo eso y nada más.
Por lo tanto, el camino hacia AGI significa llevar la Inteligencia Artificial a un nivel general de inteligencia humana, donde la IA puede actuar, así como un ser humano en diferentes campos. “Las estimaciones conservadoras suponen que en 2050 habremos desarrollado una IA que se encuentre en el nivel AGI. ASI, la «verdadera IA», que puede hacer todo mucho mejor que cualquier ser humano, es el santo grial de la investigación de la IA y los científicos conservadores consideran que una ASI en 2070 es bastante realista”.
ASI no es una mejor variante del cerebro humano, sino algo completamente diferente y el cerebro humano no es una «mejor variante» del cerebro de un mono, en consecuencia, ASI no es mejor que el ser humano, ni necesariamente superior, sólo es objetivamente diferente y probablemente insaciablemente más inteligente.
En los últimos 70 años ya han ocurrido cosas fantásticas en el campo de la cooperación mutua, que han conducido a una especie de unión moral global que es única hasta la fecha. No hay razones para creer que una ASI será hostil para el ser humano. “En cambio, deberíamos pensar en lo que puede hacer un tipo de inteligencia completamente diferente para la humanidad.
Una cura para todo tipo de enfermedades mortales, una forma ideal de política y convivencia social, la respuesta a cómo un sistema financiero debe funcionar de una manera que no explote a la mayoría de las personas; entre otras. Estas son las preguntas de una inteligencia que no está atada a nuestros límites y tiene capacidades completamente diferentes para resolver.

Deja una respuesta