Invitar a conectarse y estar actualizado

Siempre habrá usuarios que acudan a las preguntas frecuentes con preguntas que simplemente no aparecerán. 
No hay que dejar a esos visitantes colgando. Siempre hay que tener en el sitio web los detalles de contacto de la empresa, de la manera más visible posible, y ofrecer todas las opciones que tenga (número de teléfono, correo electrónico, identificadores de redes sociales, tal vez incluso una función de chat en vivo). De esta manera, los usuarios pueden comunicarse con la compañía en el momento, mientras que las preguntas siguen siendo directas y urgentes. Y pueden elegir el método de contacto con el que se sientan más cómodos. 
Además, es una buena opción dejar que los interesados en las preguntas frecuentes den su feedback acerca de qué tan útiles son las respuestas. Esto puede ser tan simple como preguntar “¿Fue útil esta respuesta?” Y ofrecer botones “Sí” y “No” para que los usuarios respondan, aunque también se les puede ofrecerles un formulario para ingresar comentarios de texto. El punto es mostrar a los usuarios que se valora su tiempo y que se está dispuesto a ofrecerles más preguntas frecuentes. 
Estar actualizado 
Si el negocio está creciendo y evolucionando, entonces las inquietudes de los visitantes y clientes están evolucionando con él. Las preguntas frecuentes siempre deben reflejar las preguntas que se hacen con frecuencia en la actualidad. Esto puede significar eliminar las preguntas que los usuarios de repente hacen con menos frecuencia. Y, sin duda, significa introducir el nuevo contenido que han comenzado a preguntar.

Deja una respuesta