Lo pueden robar con correos e invitaciones sospechosos

Tres casos pusieron en alerta a ciudadanos. El cibercrimen se está expandiendo por la cuarentena. 
Dos mensajes que recibieron a través de redes ciudadanos de Manizales los pusieron en alerta por tratarse de casos sospechosos de estafas por medios cibernéticos. Una persona interpuso de manera virtual la respectiva denuncia. 
Según conoció este medio, un tendero recibió un mensaje en el que le solicitaban un apoyo económico para una causa social, sin que hubiera facilitado su contacto al remitente. 
El segundo hecho fue una oferta de cursos virtuales del Sena. Varias personas de Manizales reaccionaron cuando ya habían suministrado datos sensibles como su número y foto del documento de identidad. 
A lo anterior se agrega que una mujer en días pasados descubrió que habían creado una cuenta en Facebook con su mismo nombre y foto. También se dio cuenta de que el objetivo del suplantador era obtener dinero. 
Buen manejo de medios 
Los temores de los ciudadanos tienen fundamento y corresponden con la tendencia reciente de los delincuentes a cambiar su modus operandi, debido a la cuarentena. Las autoridades se actualizan constantemente sobre la acción del cibercrimen para contrarrestarlo y prevenir a la ciudadanía. 
El capitán Juan Carlos Herrera Sánchez, jefe de la línea investigativa contra el fraude informático, del Centro Cibernético Policial de la Dijín, explicó cómo están actuando los delincuentes. 
Antes usaban en mayor medida medios físicos, se habían especializado en el cambiazo de tarjetas, cuando fingían ayudar a una persona en un cajero o suplantaban a funcionarios de entidades financieras. 
“Ahora la cuarentena obliga a estar en la casa y los delincuentes mutan su actuar”, manifestó el oficial. Agregó que se han multiplicado los mensajes de textos, las ofertas de servicios, la suplantación de páginas y perfiles. Recientemente estafan con falsas ventas de productos de desinfección a bajo costo y en mayores cantidades. 
En los portales de comercio en línea también se ven ofertas de equipos y electrodomésticos, supuestamente favorables al comprador. “Cuando el ciudadano consigna pierde el rastro del vendedor”. 
Los ciberdelincuentes no solo suplantan. También envía archivos maliciosos a través de enlaces y documentos descargables, con los que obtienen la información personal del ciudadano, para luego hacer compras fraudulentas o simplemente secuestrar los datos. 
Tenga en cuenta 
1. Las entidades financieras jamás piden actualizar datos personales por links. Sugieren que el ciudadano digite la URL. 
2. Si recibe mensajes de texto en donde le pidan digitar información personal, primero verifique por canales oficiales la autenticidad del mensaje y remitente. 
3. Los delincuentes tienen capacidad de enviar miles y hasta millones de correos o mensajes. Se sugiere eliminar los desconocidos, no abrirlos ni mucho menos descargar archivos. 
4. El secuestro de sus datos implica que tendrá que pagar un rescate, probablemente en bitcoins. 
5. Dude de las ofertas baratas por páginas web. Verifique la reputación del vendedor. 
Principales modalidades 
1. Suplantación de correos electrónicos. 
2. Suplantación en redes sociales. 
3. Mensajes de texto con bonos. 
4. Falsos códigos de validación. 
5. Formularios del gobierno. 
6. Falsas noticias. 
7. Ofertas de empleo. 
8. Mensajes de correo electrónico falsos.

Deja una respuesta